martes, 30 de agosto de 2011

Dia 2, Bangkok

Gong!!!! segundo asalto en Bangkok. Hoy ha sido brutal. Unas 14 horas fuera del hotel. Cuantas cosas hemos visto y aprendido. De las segundas nos quedamos con una: tras casi 11 anos (no culos eh?) de relacion, Rebeca suda!!!!

Por la manana hemos visitado el Gran Palacio y Wat Phra Kaeo. De las dos me quedo con el Wat Phra, mucho mas bonito que el segundo. Con su campana de oro tan espectacular presidiendo la zona superior, sus estatuas rodeando cada estancia, su mural rodeando toda la zona con imagenes pintadas al minimo detalle. Y como no, como en toooodos nuestros viajes: encueeeeeeeeeeestaaaaaaaaaaaa. Esta vez de unas universitarias Tailandesas. La foto abajo.





Mas tarde nos hemos pasado por el Wat Po. Ahi el buda tumbado nos ha dejado con la boca abierta. En este Wat tambien estaba en Wall Street Institute de los masajes, que nos ha tentado, pero todo llega.....

Por la tarde despues de comer unas bolas picantes de carne asesinas y una bandeja de sushi callejero viajero en una parada de autobus, hemos hecho la turistada del dia. Visitar la Kaosan Road, ciudad de vacaciones Marina Dor de los mochileros. Buff que os puedo decir de esta calle: id.

Ya para terminar hemos estado en el MBK, que es como Gran Casa pero a lo bestia. Mas que nada para enlazar ahi con el Sky Train e ir para el hotel y cenar.

Hoy hemos montado en tuk tuk. Twice. El primero un tipo majo que casi nos estrella con otro tuk tuk pero ha sido simpatico. El segundo era mas feo, pero tambien majo. Se ha intentado esforzar para decir Espana. Asi que nos lo hemos traido en la mochila. Dice que quiere montar una empresa de taxis en Zaragoza.

Asi que nada, manana mas. Se despiden los walking dead.... porque hemos llegado, mueeeeeeeeeeeeeeeertos.

A&R

lunes, 29 de agosto de 2011

Dia 1, Bangkok

Bueno bueno bueno. Despues de un viaje bastante tranquilo en un 747, hemos aterrizado en Bangkok, La Ciudad de los Angeles. Nublado! bieeeen, no hara calor. Maaaal, que humedad la ostia. Y eso que en el trayecto en el tren que nos ha llevado al centro se iba fresquito. Pero al salir, ay al salir. A mano abierta nos ha azotado la mal parida, triple hijadeputa, como diria un colombiano. Buscando el hotel, busca busca perrito, y despues de encontralo, ducha, dormir y a patear:

Hoy hemos estado en el barrio Chino. Hemos visitado El Golden Buda, una estatua en oro, la mas grande del mundo mundial. El intorno, espectaculare. Se respiraba calma y paz interior, cosa que ha cambiado cuando hemos entrado en Chinatown.



Olores mezclados de caca, fideos, col y demas ingredientes que han hecho de la visita una delicia. Tras andar por ahi cuatro o cinco horas, hemos decidido comer, que casi se nos olvida. El lugar un chino. Rico, rico. Barato, barato. Eso si, el arroz con verduras y ajo que me he comido igual se viene conmigo en el avion. Menos mal que estoy cauto y no beso a Rebeca para no ofender a los paisanos. 

Luego por la tarde nos hemo querido subir a un tuk tuk para ir al mercado de Patpong pero 100 THB queria. Sera hijo de la gran. Asi que al metro, con aire y al mercadito. Habia de todo, pero no hemos comprado nada de momento. Copias de cualquier marca y chicas de todos los tamanos se dejaban ver entre las puertas de los garitos. Ha estado entetenido pero nos hemos ido prontito para descansar, que manana nos toca paliza. Paliza, que maravilla. De Bizak.

Y por el momento nada mas, solo decir que este ordenador no tiene ene, digo ene, digo ene, y que tampoco acentos, pero como no uso de eso. Y tambien decir que Rebeca esta bien, cansada pero bien, y Alex tambien. Para que no se preocupen las familias.

sábado, 27 de agosto de 2011

Viaje a Tailandia

Terminando de cargar nuestras mochilas para salir en unas horas dirección Madrid y comenzar nuestros vuelos. Serán cerca de cuatro horas hasta llegar a Barajas y ahí subir al primer avión, sobre las 8:00, destino Amsterdam.

Va a ser nuestro viaje mas largo, y otra vez me voy a tener que comer la angustia de subir al avión. No lo soporto. Desde nuestro viaje a Buenos Aires tengo pánico a volar. Ahí tuvimos un meneo pasando por Brasil que acabó con un café del pasajero de detrás en mi espalda. O como cuando en el vuelo a Estambul, pensé que el motor de nuestro lado se había parado y mirando a Rebeca dije: ¡el motor se ha parado!... Sin comentarios.

Intentaremos contar un poco nuestro viaje dia a dia, que luego los recuerdos muchas veces se los lleva el tiempo. Y aquí en Zaragoza con el cierzo, vuelan mas lejos.

Saludos,

A&R